“Se lo recomiendo a quien tenga el gusanillo de navegar en un velero”

La Gestora en proyectos de biomedicina, encontró en Naveguem el lugar que cumple con sus objetivos para una óptima navegación a vela.

El mar ha enmarcado su vida. Nacida en Sitges, Alba Jené disfrutaba al máximo cuando la invitaban unos amigos de sus padres que tenían una menorquina. Aquella sensación de libertad y al picarle, como ella lo denomina, “el gusanillo de la navegación”, produjo que: “Fui a una escuela y me saqué el PER. Conocí a mucha gente y salí a navegar con ellos, pero se llega a un punto en donde las salidas eran ir en un velero, y si no hay viento ponían motor…no se disfrutaba de la navegación”.

Curso de Tecnificación de Vela

“Hice el curso con un chico que nunca había pisado un velero y acabado, él lo podía llevar solo”

El tiempo pasó y por casualidades de la vida… ”conocí al profesor de Naveguem. Supe que había un curso para aprender verdaderamente a navegar a vela y adquirir esa confianza que tal vez me faltaba. Antes siempre iba con gente que sabía más que yo, ¡por si acaso! El cambio es que ahora puedo ir yo sola, sin nada de qué preocuparme”.

Luego de realizar el Curso de Tecnificación de Vela, ahora Alba busca incrementar su experiencia navegando, por lo que con la comunidad de la cual ya hace parte, lo está logrando. “En Naveguem y Naveguem Mes, lo que se asegura es que todas las personas que forman parte de esta gran familia, disfrutemos de la navegación con un objetivo más parecido”.

Marta del Rey navegando a vela

Aprender verdaderamente a navegar a vela, ajustar las velas a rumbo con las variantes del viento, saber qué hacer en momentos de crisis y adquirir la confianza necesaria para salir en solitario, son algunos de los muchos aspectos en donde Alba ha conseguido cumplir sus expectativas náuticas.

“En Naveguem disfrutemos de la navegación con un objetivo más parecido”

“Yo se lo recomendaría a todo el mundo que tenga el gusanillo de navegar en un velero, aunque nunca hayas pisado nunca uno. Yo hice el curso con un chico que nunca había pisado un velero y acabando, él lo podía llevar solo. Fui testigo porque estaba con él. ¡Fue increíble! Además, agregó: “si tienes el título hace muchos años y crees que lo sabes todo, igual conviene vivir esta experiencia con Naveguem”.

Por: Juan Manuel Tello

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.